Hiperinflación acabó con los planes de la cena navideña en Anzoátegui




La cena navideña de esta temporada 2018 prescindirá algunos de los platos tradicionales en hogares del estado Anzoátegui debido a que la hiperinflación impidió a las amas de casa comprar todos los ingredientes para su preparación.

La costumbre culinaria se romperá. En algunas mesas reducirán el menú que contiene pernil, hallaca, pan de jamón, ensalada de gallina, dulce de lechosa y frutas navideñas, en otras lo sustituirán por pasticho, paella o arroz chino,inclusive servirán lo de una noche común.

Los altos precios de varios de los rubros se reflejan en los negocios de la entidad. El pan de jamón oscila entre los Bs.S 5.500 a 9.500, según registros de la Asociación de Panaderías de la Mesa de Guanipa (Aspamegua); en mercados y bodegones el kilo de pernil se ofrece entre Bs.S 2.800 y 3.500 y el pollo, en 1.700.

Foto: cortesía

Los ingredientes adicionales para las hallacas no cesan de subir. Por ejemplo, el kilo de las aceitunas rellenas cuesta Bs. S 12 mil; alcaparras, ocho mil; las pasas salen en nueve mil, por lo que precio promedio de su preparación se ubica en Bs.S 800 cada una, de acuerdo con cálculos de amas de casa.

Con todo esa espiral inflacionaria, en la casa de Irma Márquez en la ciudad de El Tigre, los tres salarios mínimos (Bs 13.500), resultaron insuficientes para comprar los ingredientes para preparar el menú decembrino completo.

“Nos esforzamos, con otros aportes para hacer unas pocas hallacas, por lo demás estamos pensando en una carne a la jardinera y ensalada rusa”, comentó.

La comida de la Nochebuena también estará restringida en la residencia de los Hernández Sotillo donde aún sacan cuentas para ver si los Bs.S 10 mil de los que disponen, rinden para tratar de servir unas pocas hallacas.

“No vamos a preparar más nada especial, quizás un poco de pollo o carne porque no alcanza el dinero”, relató Edward Sotillo.

En el hogar de seis miembros de la familia Guerra Salazar en Barcelona, el pernil y la ensalada de gallina fueron excluidos de las recetas tras 20 años de tradición al calcular en la preparación en esos dos rubros unos 18 mil bolívares.

“Las hallacas las vamos a armar solo con carne de res y el pan de jamón llevará menor cantidad de ingredientes”, comentó Sheila de Guerra.

En la mesa de los Hernández Areinamo, hasta ahora, no piensan celebrar con una cena especial porque el dinero no les alcanza.”Nos acostaremos a dormir”, refirió Deyra Areinamo, quien con sus 50 años de edad, recordó que es la primera vez que se abstendrán de compartir con la comida típica de la temporada.

Otras amas de casa como Rosa de Cedeño contaron que hasta el año pasado pudieron festejar el nacimiento del niño Dios con plato navideño, está vez, la crisis económica les permite pensar en ensalada con pan salado. Nada más.

Facebook Comments