Un incendio descontrolado azota a España en plena ola de calor europea




Un incendio forestal avanzaba descontrolado este jueves en el noreste de España, con más de 5.500 hectáreas quemadas, en medio de la ola de calor que asola gran parte de Europa, informaron las autoridades locales.

Alrededor de 350 bomberos, unos 120 militares y una quincena de unidades aéreas están luchando para frenar el avance del fuego que estalló el miércoles por la tarde en el municipio de La Torre del Español en la región nororiental de Cataluña.

“Nos tenemos que remontar 20 años atrás para tener un incendio de estas características. Es una situación crítica”, aseguró a los medios el jefe del operativo de bomberos, Antonio Ramos.

Aunque el fuego se estabilizó en uno de sus flancos, sigue avanzando por el otro en una zona escarpada y de difícil acceso que está complicando las tareas de extinción.

“Puede llegar a un potencial de aproximadamente 20.000 hectáreas si no se estabiliza el perímetro a tiempo”, explicó Ramos.

El viento y las altas temperaturas en la zona, que rozaron los 35 grados el miércoles y pueden superar los 40 entre jueves y viernes, facilitaron la rápida propagación del incendio que arrasó 2.500 hectáreas en apenas seis horas.

La principal hipótesis sobre su origen es la “acumulación de estiércol en una granja que generó un calor suficiente para explotar y generar unas chispas”, afirmó el ministro regional de Interior, Miquel Buch.

Alrededor de 30 personas fueron evacuadas y cinco carreteras fueron cortadas, afirmó el gobierno regional.

El área afectada, tierra de cultivos de fruta, olivos y viñedos, se encuentra en el valle del Ebro, una de las zonas más impactadas por las altas temperaturas en España.

A escasos kilómetros del origen del fuego se encuentra la central nuclear de Ascó pero parece improbable que las llamas la alcancen dado que avanzan en dirección contraria y por la otra orilla del río Ebro.

El incendio llega en plena ola de calor en gran parte de Europa con los termómetros alcanzando niveles récord en numerosos puntos del continente.

La canícula debe ir a más entre el jueves y el viernes con temperaturas superiores a 40 °C en países como Francia, España o Grecia.

AFP

Facebook Comments