Inversionistas iniciaron acción para reclamar impago de Venezuela por su bono al 2034




Un grupo de inversionistas inició una acción para reclamar el impago de Venezuela por su bono al 2034, por 1.500 millones de dólares.

Los acreedores de los bonos notificaron formalmente al banco custodio que el país dejó de cancelar unos 140 millones de dólares en intereses este año, informó este lunes la agencia Reuters.

Este es el primer paso para una disputa largamente anticipada entre tenedores de títulos y Venezuela que a fines de 2017 dejó de honrar buena parte de sus compromisos externos.

Ningún grupo hasta ahora había hecho una notificación formal para recuperar lo adeudado. La administración de Maduro y  Pdvsa han dejado de pagar 8.000 millones de dólares en intereses y capital a los tenedores de sus títulos.

La medida podría desencadenar esfuerzos similares por parte de otros inversionistas que poseen bonos que representan en total unos 60.000 millones de dólares.

Lea también: Tenedores de bonos se organizaron y buscan embargar bienes de Venezuela en el extranjero

El grupo conformado por cinco fondos de inversión presentó la notificación ante el Bank of New York Mellon el 6 de diciembre, dijo Mark Stancil, de la firma de abogados Robbins Russell. Los cinco poseen unos 380 millones de dólares del bono al 2034 de Venezuela,

El contrato que aceptó Venezuela al emitir los bonos establece que para demandar se deben reunir un mínimo del 25 por ciento de los tenedores del título, justo lo que acumula el grupo de acreedores que inició el trámite.

“Mis clientes han ejercido sus derechos contractuales para proteger sus intereses, y los de sus inversionistas, ante el hecho de que la República no ha cumplido con sus obligaciones”, escribió Stancil en un correo electrónico.

El grupo aún no ha presentado su demanda ante los tribunales de Nueva York, pero notificó también de la medida a David Syed, un abogado del bufete Dentons, que representa a Venezuela.

Este mes, Maduro aseguró que el proceso de renegociación de deuda externa que inició el año pasado con una invitación a Caracas a los inversionistas de sus bonos iba “muy bien”.

Desde que se iniciaron las postergaciones de pago, los títulos de esa nación se transan con un descuento de más de  70 por ciento en el mercado.

Solo la petrolera PDVSA cumplió en el año con el pago de intereses a los tenedores de sus títulos al 2020 y 2022, una gestión que analistas del mercado consideraron como una prueba del incumplimiento selectivo en el que cayó Venezuela.

Facebook Comments