China suspendió todas sus importaciones de carne procedente de Canadá




China ha suspendido todas sus importaciones de carne procedente de Canadá después de hallar certificados aduaneros “falsificados” en estos productos, en lo que supone un paso más allá en el deterioro de las relaciones entre ambos países, informaron hoy medios locales.

“El departamento aduanero de China detectó recientemente ractopamina -un aditivo alimenticio- al examinar un lote de cerdo de Canadá”, aseveró la embajada china en el país norteamericano, que informó en un comunicado de la existencia de 188 certificados veterinarios “falsificados” junto a estos lotes.

“Para proteger la seguridad de los consumidores chinos, China ha tomado medidas preventivas urgentes y ha solicitado al Gobierno canadiense que suspenda la emisión de certificados de carne para exportar a China”, concluyó el texto.

En este sentido, la agencia canadiense de inspección de alimentos ha aceptado esta petición y ha dejado de emitir certificados para la exportación de carne de cerdo y ternera.

Esta medida se produce una semana después de que el país asiático ordenara el bloqueo de todas las importaciones de cerdo de la firma canadiense Frigo Royal tras hallar ractopamina en uno de sus envíos, una sustancia prohibida en China pero permitida en Canadá.

Según el diario independiente South China Morning Post, dos meses antes China había impedido las importaciones de carne de cerdo de otros dos productores canadienses, debido a unos problemas en el etiquetado.

De hecho, las autoridades pequinesas ya habían avisado con anterioridad de que abrirían todos los contenedores con carne procedente de Canadá y que, en algunos casos, los “inspeccionarían al 100%”.

La crisis entre Canadá y China se inició el pasado 1 de diciembre cuando las autoridades canadienses detuvieron a petición de Estados Unidos a Meng Wanzhou, directora financiera del gigante de las telecomunicaciones chino Huawei.

El arresto se produjo a petición de los Estados Unidos, que ha solicitado la extradición de la ejecutiva tras acusarla de fraude para evadir las sanciones económicas que ha impuesto a Irán.

Inmediatamente después del arresto de Meng, las autoridades chinas detuvieron a los ciudadanos canadienses Michael Kovrig y Michael Spavor, acusándoles de “recopilar, proveer y vender secretos de Estado a fuerzas extranjeras”.

Aunque China evita relacionar estos dos casos, las detenciones coinciden con las amenazas que lanzó entonces contra Canadá y que se vieron como una medida de presión más para que el país norteamericano pusiera a Meng en libertad.

Desde el arresto de Meng, China ha exigido la liberación de esta ciudadana, que es hija del fundador de la compañía, y ha tomado represalias contra Canadá, entre ellas el bloqueo de las importaciones de colza y cerdo canadienses.

Por su parte, Canadá dice que el caso de Meng lo tienen que decidir los tribunales y asegura que no se ha producido ninguna interferencia política.

En 2018 China se colocó como tercer socio comercial de Canadá en lo referente a la exportación de carne de cerdo, un mercado valorado en 500 millones de dólares canadienses (380 millones de dólares o 334 millones de euros).

Noticias 24

Con información de EFE

Facebook Comments