Iba a ser el golazo del 2018, pero el destino no quiso que la pelota entrara




Hay goles que nos dejan atónitos. Y hay otros que sorprenden por lo que pudo haber sido. Este último fue el caso del joven futbolista holandés Mats Seuntjens, que fue protagonista al picarle la pelota al arquero en duelo entre el Az Alkmaar y PEC Zwolle en la Copa Holandesa pero el remate no terminó en gol.

Seuntjens recibió la pelota y disparó, con la poca fortuna de que la esférica picó en la linea y salió a la banda.

La insólita jugada ha dado la vuelta al mundo por la poca fortuna del jugador holandés.

De igual manera, el fallo no influyó en el resultado final, con una goleada del AZ Alkmaar 5-0 ante PEC Zwolle.

Facebook Comments