Chaves renace y se lleva la 19ª etapa del Giro en la que Carapaz no cede tiempo a sus rivales




Los Dolomitas decidirán. La ‘maglia’ rosa que lleva el ecuatoriano Richard Carapaz se pondrá en juego el sábado en las montañas del norte de Italia, un día después de la victoria del colombiano Esteban Chaves (Mitchelton) en la 19ª etapa del Giro con final en San Martino di Castrozza.

Al pie de los grandes muros dentados del famoso macizo, las posiciones de los aspirantes a la victoria final y al podio no han cambiado en esta 19ª etapa.

Tan solo el colombiano Miguel Ángel ‘Superman’ López (6º en la clasificación general) ha agitado un poco el árbol, logrando recortar 44 segundos.

“Me sentí bien todo el día, por lo que ataqué. Hice el esfuerzo hasta la línea de meta y finalmente conseguí un buen tiempo. Estoy contento con el resultado”, dijo López en meta.

Carapaz dejó hacer a su rival en las categorías inferiores en Colombia, donde el ecuatoriano se formó. Por contra, sí reaccionó cuando el esloveno Primoz Roglic, tercero en la general, trató de sorprender a sus rivales a poco de la meta.

“Contábamos con que gente como López y Astana se podían mover hoy”, explicó

Carapaz al final de la etapa.

“Nosotros hemos ido muy tranquilos todo el día y Mikel (Landa) ha jugado un papel importantísimo para mí. Más que un compañero de equipo, con él tengo un líder en quien fijarme y aprender mucho”, dijo sobre el vasco, que continúa 4º en la general a tan solo 47 segundos de entrar en el podio.

El segundo en la clasificación, el italiano Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida), no mostró ningún signo de debilidad este viernes tras parecer un poco vulnerable el miércoles en Anterselva. El sábado es su momento en la larga 20ª etapa de 194 kilómetros.

Ganador en dos ocasiones del Giro de Italia, al contrario que Carapaz y Roglic, el ‘Tiburón’ se dice listo para arriesgar en una etapa que pasará por dos grandes puertos, el Passo Manghen y el Passo Rolle, antes del final en el Croce d’Aune (11 km al 5,5 %) al que seguirán los casi 7 kilómetros del Monte Avena (al 7,3%).

El retorno del ‘colibrí’ 

“Si espera a los últimos kilómetros del Croce d’Aune, que son los más empinados para marcar diferencias, será demasiado tarde para recortar su desventaja”, avisó el seleccionador italiano, Davide Cassani.

La cumbre del Croce d’Aune, al norte de Feltre, está tan solo a 11 kilómetros de meta, pero el Passo Manghen, con pendientes también propicias, queda a 116 kilómetros del Monte Avena. “Atacar desde tan lejos es arriesgado”, reconoce Cassani.

Por tanto todo parece indicar que el equipo de Nibali planea una ofensiva de gran amplitud para ponerlo todo patas arriba y reducir su desventaja de casi dos minutos con Carapaz.

El siciliano se mostró “contento” por la victoria de Chaves, al que superó en la clasificación final del Giro-2016. El ‘colibrí’, de 29 años, festejó con su familia llegada de Colombia su tercer triunfo de etapa en sus participaciones en la ronda italiana.

“Es un alivio”, declaró el vencedor del día, que ha atravesado momentos difíciles estos últimos meses antes de volver a los focos. “Me quito un gran preso de encima, fue un día de liberación después de todos los problemas”, confesó Chaves.

El colombiano también ha salvado parcialmente el Giro de su equipo, el Mitchelton, que venía con grandes expectativas con el británico Simon Yates, quien no ha terminado de encontrarse.

Presente en la escapada formada desde el inicio de la etapa en Treviso, Chaves lanzó varios ataques en la ascensión final para vencer definitivamente la resistencia de sus últimos rivales. El colombiano contó con una pequeña ayuda: la doble salida de cadena que sufrió el italiano Andrea Vendrame, segundo en la etapa.

AFP

Facebook Comments