Una lata de Coca Cola colaboró a resolver asesinato de una mujer ocurrido hace 28 años en EEUU




Autoridades estadounidenses lograron resolver un homicidio ocurrido en 1980 gracias a un lata de Coca Cola, luego de que tribunales la aceptaran como prueba en 2017.

Amanda Teresa Stavik desapareció el 24 de noviembre de 1989, cuando tenía 18 años, según precisó The Bellingham Herald.

Amanda Teresa Stavik, de 18 años, asesinada en Whatcom (Washington, EE.UU.), en noviembre de 1989 / Foto:
Whatcom County Sheriff’s Office

Mandy, como se le conocía, fue violada y su cuerpo fue hallado en un río a varios kilómetros de su hogar. Desde entonces la Policía emprendió una ardua investigación y creó un perfil de ADN a partir del semen encontrado en la víctima.

Timothy Forrest Bass: uno de los cientos de potenciales sospechosos

Bass trabaja como repartidor en una panadería de la ciudad de Bellingham. Aunque los oficiales lo tenían identificado como principal sospechoso, no pudieron obligarlo a que diera una muestra de su ADN.

Los policías solicitaron a la compañía una copia de su ruta de entrega y un permiso para recolectar muestras de su vehículo de trabajo, pero esta se negó. No fue hasta 2017 que una de las compañeras del hombre decidió cooperar.

La mujer recogió una lata de Coca Cola que Baas había utilizado y se lo entregó a la policía

Los resultados de criminalística fueron contundentes: el ADN de Bass en la gaseosa y el semen de la escena del crimen tenían una coincidencia de 1 en 11 millones de trillones

Facebook Comments